Películas de Culto, Documentales, Audiolibros y Noticias Literarias

lunes, 27 de agosto de 2007

Easy Rider de Dennis Hopper



Con el dinero conseguido por la venta de cocaína, Wyatt y Billy (interpretados por Peter Fonda y Dennis Hopper) deciden comprarse dos potentes motos y abandonar Los Angeles. Los dos jóvenes, a bordo de sendas motocicletas, quieren llegar hasta Nueva Orleáns en donde se esta a punto de celebrar el Carnaval del Mardi Grass. Los dos motociclistas se lanzan a la odisea de recorrer el país de costa a costa. Durante el camino se encontrarán con las distintas caras de ciudades grandes y pequeñas, y con un montón de personajes inusuales. En medio de su viaje recogen a un extraño con quien pasan una noche en una cueva y al dia siguiente este ultimo los invita a su comunidad hippie donde el es el líder; los tres pasan una tarde llena de actuaciones teatrales improvisadas y juegos en un manantial junto a las mujeres de ese campamento. Mas tarde antes de retirarse, el extraño le da un poco de LSD a Wyatt y le dice que lo use con la compañía adecuada. Habiendo llegado a Louisiana son arrestados por participar en un desfile sin permiso, pasan una noche en la prisión. Su compañero de celda, un abogado alcohólico, George Hanson (interpretado por Jack Nicholson) les hace un gran favor sacándoles de la cárcel y luego se les une en el viaje y con ellos descubre el placer de fumar hierba por primera vez. Como muestra de agradecimiento les da la dirección del mejor burdel de New Orleans. Al día siguiente deciden ir a almorzar a un restaurante en donde las jovencitas los miran con admiración, por fin ven a unos verdaderos hippies en su ciudad, mientras que los hombres conservadores del pueblo los miran con recelo al mismo tiempo que los insultan. Al ver la actitud de la gente de ese pueblo deciden marcharse sin comer y acampan a las afueras de la ciudad. Los tres se van a dormir y en la madrugada los hombres del pueblo los encuentran y empiezan a golpearlos mientras ellos estaban indefensos, George muere, mientras que sus compañeros solo están heridos y lamentan su muerte. Tras entregar los restos y pertenencias de su amigo a su padre siguen su camino hasta llegar a New Orleans, y deciden ir al burdel del que hablo George ya que a el le hubiera gustado que hagan eso. Una ves ahí piden a 2 mujeres: Karen y Mary. Luego de pasear por las calles terminan en el cementerio de la ciudad donde los 4 usan el LSD, que el líder de comunidad hippie le regalo a Wyatt, y tienen una experiencia psicodélica, un viaje ácido que los motivo a tener sexo al lado de las tumbas. Al final se ve a Billy y Wyatt nuevamente en sus motos conversando acerca de su futuro mientras van camino a Florida. Lamentablemente sus sueños se truncan con la aparición de una camioneta conducida por granjeros, uno de ellos le dispara a Billy tumbándolo de su moto, Wyatt al ver esto regresa para ver a su amigo agonizando y le promete atrapar a los que le dispararon y va tras la camioneta de los granjeros pero al estar frente a ellos, le disparan al tanque de gasolina y su moto explota, matándolo instantáneamente. En todo su trayecto encuentran las dos reacciones de la sociedad ante su estilo de vida: la fascinación hacia su existencia libre (encarnada en el personaje de Jack Nicholson), y la violencia de la cultura tradicional y la ética del trabajo que ve en ellos una amenaza a sus certidumbres. Esta película, que surge como reacción a la sociedad conservadora, muestra un modo de vida "alternativo". Con "Easy Rider" la pareja formada por Peter Fonda y Dennis Hopper construye un verdadero icono de la rebeldía juvenil y de la insatisfacción, razones, en fin, para seguir viviendo en un país que desde su nacimiento hizo del contraste y las profundas diferencias el rasgo quizá más definitorio de su casi siempre inescrutable e indefinible identidad. Dirigida por Denis Hopper, su inesperado éxito llevó a su director a un estrellato que nunca supo administrar. Nacido en Dodge City, Kansas, en 1936, Hopper completó su educación secundaria en California, adonde su familia se trasladó después de la II Guerra Mundial. Como actor, pronto se especializó en adolescentes revoltosos y violentos a raíz de su primera aparición en Rebelde sin causa. También se ganó enseguida la fama de problemático. Pero a los 32 años consiguió que la Columbia le permitiese dirigir Easy Rider, sobre el papel una modesta road movie articulada alrededor de uno de los temas clásicos de la cultura americana, el viaje. En ella, su director mostró por primera vez las grandes líneas de la contracultura de los sesenta: la marihuana, el LSD, la música pop, el pacifismo, la protesta hippy y la crisis del sueño americano. Dennis Hopper, el hombre que abrió la puerta de la industria a directores como De Palma, Scorsese o Coppola, con su retrato cínico y autocrítico de la sociedad estadounidense, fue víctima de un ostracismo que le condujo por una pendiente hasta perder la cabeza. Aun asi, Hopper –quién lo diría– es el único superviviente de Rebelde sin causa. Y, tal como profetizó en Easy Rider alrededor de una hoguera, preñado de alcohol y marihuana, el tiempo ha acabado dándole la razón: son las personas vitales, sin objetivos a medio o largo plazo, quienes permanecen. Aquellos que buscaron el placer inmediato antes que la redención de la humanidad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...